Regional

Calculan pérdidas de 3 mmdd por filas para cruzar a Estados Unidos

Share Button


Tijuana, BC.- Derivado de las largas filas para cruzar la frontera, la región de California y Baja California podrían perder al año hasta tres mil 400 millones de dólares y 75 mil 367 empleos, de acuerdo a un estudio de la Asociación de Gobiernos de San Diego (Sandag, por sus siglas en inglés).

El estudio menciona que estas pérdidas son producto de que la gente no logra llegar a tiempo a sus trabajos, además de que otras personas deciden hacer sus compras localmente, para evitar cruzar la frontera.

Desde hace unos días los usuarios de la garita de San Ysidro han reportado largas filas para cruzar hacia Estados Unidos, así como la apertura de pocos carriles habilitados.

En las estadísticas de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), se refleja el aumento en los tiempos de espera.

El promedio de tiempo de espera para cruzar por la línea general de San Ysidro era de una hora con 27 minutos, y actualmente es de dos horas con 25 minutos.

Causas de las demoras

Gustavo de la Fuente, director ejecutivo de Smart Border Coalition, explicó que este aumento en los tiempos de espera se deben a diversos factores como el aumento de cruces, falta de personal y los migrantes.

Comentó que hay una academia que capacita a los agentes para las garitas, pero estaba cerrada, recientemente reabrió, y toda la gente que se contrató requiere capacitarse.

Además se ha registrado un mayor número de personas indocumentadas que viajan vía vehículo, apuntó, eso significa que la aduana tiene que colocar a más agentes antes de las casetas para inspeccionar.

Refirió que migrantes ubicados en la garita de El Chaparral han intentado ocupar los carriles vehiculares en la garita de San Ysidro o tratar de cruzar a pie a través de ellos y por consecuencia, la aduana ha reaccionado.

El Director ejecutivo de Smart Border Coalition informó que además se ha incrementado la cantidad de cruces, pues la garita de Otay ya tiene un 85% del tráfico normal de vehículos y un 70% peatonal.

“Ya casi el tráfico vehicular está en su normalidad, a pesar de que hay restricciones, lo interesante de esto es a pesar de que hay restricciones, imagínate cuando deje de haber estas restricciones cómo va a estar”, dijo.

Hay muchos ciudadanos mexicanos con visa que tienen deseo de cruzar a Estados Unidos, aseguró, es una demanda acumulada, por ello tendría que ser una apertura gradual, para evitar aumentar el tiempo en la línea.

De acuerdo a la Oficina de Estadística de Transporte de Estados Unidos (BTS, por sus siglas en inglés), en marzo del 2021 hubo un incremento de cruces por la garita de Otay, en promedio un 74% más que en el mismo mes, pero de 2019.

Mientras que en la garita de San Ysidro en marzo del 2019 se registró un cruce de cuatro millones 184 mil 611 pasajeros y en marzo del 2021 tres millones 508 mil 397 cruces totales, aunque hay restricciones.

Afectaciones a empleos

Gustavo de la Fuente, expresó que tienen conocimiento de casos de gente que no alcanza a cruzar a tiempo para llegar a sus trabajos.

“Conocemos a personas que son dueños de empresas del lado americano, que necesitan que su gente cruce, que se han venido quejando porque los empleados no están llegando a tiempo”, manifestó.

Personas que antes cruzaba de Tijuana a Estados Unidos para ir a sus empleos, recalcó el dirigente, se mudaron al lado americano para no tener problemas respecto al tiempo de cruce.

Impacto en inversionistas

Carlos Jaramillo Silva, presidente del organismo Desarrollo Económico e Industrial de Tijuana (Deitac), indicó que los cruces fronterizos son como un embudo y se requieren más garitas.

Subrayó que este factor frena el dinamismo de entre San Diego y Tijuana, porque hay personas que trabajan en Estados Unidos y viven en Tijuana, así como comercio entre las dos ciudades.

“Simplemente si nosotros mejoráramos los cruces fronterizos, nuestro incremento de comercio entre la región se exponencia a más”, destacó.

El tema de los cruces fronterizos no es exclusivo del bloqueo de carriles, afirmó, sino de resolverlo, como el proyecto de Otay II, se tienen que agilizar los cruces comerciales.

El dirigente puntualizó que los camiones tardan en cruzar a Estados Unidos, lo que representa más afectación económica que las filas en la garita de San Ysidro.

“No nada más es un tema de lo que está bloqueado ahorita, sino de la importancia de avanzar con Otay II, nuestro segundo cruce de Otay comercial que está en proceso, es de vital importancia ampliar”, señaló.

El tema de los carriles comerciales depende del Gobierno Federal, aseveró, a quien le corresponde agilizar la creación de la infraestructura de Otay II, porque uno de los puntos de promoción de Tijuana es la conectividad y logística.

Mario Ruanova Morineau, presidente de la Comisión de Promoción Económica de Ensenada, detalló que el cruce comercial no es utilizado únicamente por empresas de Tijuana, sino por todo el comercio de todo el estado.

“Se está dando cada día más el tránsito internacional por territorio nacional, lo que conocemos de toda la vida, de lo que está bajando de los puertos de Estados Unidos a través de nuestras fronteras, ya se está dando en sentido inverso”, agregó.

Tome nota
El promedio de tiempo de espera para cruzar por la línea general de San Ysidro era de una hora con 27 minutos, y actualmente es de dos horas con 25 minutos, señala CBP.

Con información de EL IMPARCIAL.


Vacunarse es un acto de prevención y responsabilidad

Entrada anterior

Siguen las extorsiones telefónicas

Siguiente entrada

También te puede interesar

Más en Regional

Comentarios

Los comentarios están cerrados.