Regional

Reporte: muertes de migrantes en el desierto alcanzan su máximo en siete años

0
Share Button


Washington- Restos de 181 migrantes en el desierto de Arizona fueron encontrado hasta finales de septiembre, 37 más que en todo el año pasado y la mayoría desde 2013, esto de acuerdo con un informe del grupo Humane Borders.

El aumento de las muertes de migrantes se produce durante un año de intenso calor y pocas precipitaciones en Arizona, pero también en un momento en que la cantidad de personas detenidas cruzando la frontera ha disminuido drásticamente.

Los grupos humanitarios y autoridades de los condados fronterizos culpan del aumento de muertes a años de políticas de seguridad fronteriza que han empujado a los migrantes hacia rutas más riesgosas hacia los Estados Unidos, aunado al clima severo de este año, la seguridad fronteriza ampliada y las restricciones de salud por el COVID-19.

Es como detener el agua: si la bloquea en un lugar, irá a otro lado“, dijo el alguacil del condado de Pima, Mark Napier. “Estamos viendo los resultados de eso como un aumento en las muertes“.

Si caminas 20 millas en el desierto y no tienes agua, es una amenaza para tu vida

Mark Napier, alguacil del condado de Pima.

El grupo humanitario Humane Borders realiza un seguimiento del número de muertes, utilizando datos de la Oficina del Médico Forense del Condado de Pima y otras fuentes públicas. El grupo, que publica cifras trimestrales, recuperó los restos de 181 personas en el desierto hasta septiembre, y 85 de esos casos se produjeron solo en los últimos tres meses.

Las muertes de este año son apenas cinco de las 186 registradas en 2013, según Humane Borders. Desde entonces, las muertes anuales han oscilado entre 124 en 2017 y 166 en 2016.

Sophie Smith, cofundadora de la organización humanitaria People Helping People, con sede en Arivaca, dijo que el agua disponible para los migrantes no es segura.

“Hay pocas o ninguna fuente de agua aquí”, dijo Smith. “Las fuentes de agua que existen suelen ser estanques de ganado para los ganaderos de aquí y están contaminadas, por lo que es muy común que la gente beba agua sucia para sobrevivir“.

Smith cree que los migrantes siguen llegando porque tienen pocas opciones, “huyendo no solo de la violencia económica y la pobreza que crean circunstancias que son muy mortales, sino amenazas literales para la vida” en casa.

Añadió que, a partir de 1994, los recursos de control de la inmigración se dirigieron hacia los puertos de entrada y las áreas más seguras para cruzar la frontera, lo que empujó a los migrantes a cruzar en áreas cada vez más peligrosas.

Con información de Telemundo.


Pagan horas de cárcel por trabajo comunitario

Entrada anterior

Película de terror “Menéndez” del sonorense Alejandro Sugich llega a Netflix

Siguiente entrada

También te puede interesar

Más en Regional

Comentarios

Los comentarios están cerrados.